fbpx

Pasa a la ACCIÓN

Seguro que, como nosotros, muchas veces te has encontrado repitiendo para ti mismo frases como: “¿y si hiciera esto?” “¿y si lo hiciera así?” “¿y si lo hiciera de esta otra forma?” “¿y si…?”
 
Estos momentos pueden resultar muy frustrantes, sobre todo si finalmente, no das con una solución que te convenza al cien por cien.
Además, éste tipo de preguntas no suelen tener una única respuesta y, la cosa se complica si no tienes un socio o equipo con quien contrastar las decisiones o las “no decisiones” que tomas.
 
Parece que queremos, o más bien necesitamos, tener un plan, una hoja de ruta y sentir que damos pasos sobre firme, pero, pronto te darás cuenta de que toda esa planificación no es de tanta ayuda como imaginaste.
 
Nuestro consejo: PASAR A LA ACCIÓN.
 
Puede que tengas suerte, que des con la tecla acertada a la primera, pero si no es así, aprende de tur errores y opta por otra opción, otra herramienta u otra forma de hacer las cosas.
 
Tenemos que asumir que el emprendimiento es un continuo “prueba error”, es un camino en constante cambio, crecimiento y aprendizaje, por lo tanto, la flexibilidad será tu fiel aliado.
 
Y recuerda: de nada sirve planificar y planificar si finalmente no pasas a la acción.

¿De dónde vienen las buenas ideas?

¿Alguna vez has estado sentado delante de una hoja de papel dándole vueltas a la cabeza, tratando de descifrar y/o de encontrar esa solución, esa respuesta, esa gran idea que te haga, por fin, destacar, ser diferente e innovar?
 
Estamos seguros de que, al igual que nosotros, te ha ocurrido algo parecido alguna vez y de que, como en la mayoría de los casos, te has levantado de tu asiento frustrado sin encontrar esa “idea mágica” que cumpla tus expectativas.
 
Hoy os dejamos un video que trata de darnos un poco de luz ante esta situación y quizás a partir de ahora, puedas relativizar esta gran cuestión y asumir que, solo quizás, las grandes ideas no llegan simplemente por un momento de inspiración, sino por la suma de experiencias y de “corazonadas”. Que es la unión de pequeñas “no tan grandes ideas” las que hacen posible la innovación y de que, por lo tanto, son muchos los factores que influyen para que, al final si, ese proyecto concreto llegue a desarrollarse en la cabeza de algún gran genio del futuro.
 
PD. De todas formas, seguimos pensando que, hacer el ejercicio de “idear” no es excluyente de esta teoría y que, hoy más que nunca, la innovación está al alcance de nuestras manos.
¡Permitámonos soñar!

×